Cafeterías

My Books

Travel Guides

About Me

Top
  >  Cultura   >  El Castillo de Bellver: todo lo que debes saber

El castillo de la “Bella vista”, o de “bell veer» en catalán antiguo, se ha convertido, junto a La Catedral, en una de las atracciones más visitadas de Mallorca. Sin duda, no se pudo escoger un nombre más adecuado para bautizar uno de los monumentos más emblemáticos de las Baleares, solo hace falta una visita a la terraza del Castell de Bellver y pararse unos minutos a contemplar la panorámica de la amplia Bahía de Palma y la Serra de Tramuntana para comprender el porqué de su nombre.

La fortaleza de estilo gótico mallorquín fue construida por orden del rey Jaume II de Mallorca a principios del siglo XIV. El arquitecto encargado de la edificación fue Pere Salvà, quien también participó en la obra de otro de los monumentos más representativos de Palma, el palacio de la Almudaina.

[mks_pullquote align=»left» width=»300″ size=»24″ bg_color=»#ffffff» txt_color=»#0a0a0a»]El Castillo de Bellver se concibió como residencia real, aunque su ubicación final, estratégicamente situada sobre un montículo de 112 metros sobre el nivel del mar, vino determinada por una necesidad militar y de defensa.[/mks_pullquote]

Lo que distingue fundamentalmente a este castillo de otros es su planta circular, el único en España y el más antiguo de Europa de este tipo. A su alrededor se distinguen cuatro torres, tres de ellas semicirculares y adosadas a las murallas, que señalan los puntos cardinales. La mayor de ellas, la que señala el norte, se la conoce como la Torre del Homenaje. Ésta, en sus inicios, se encontraba separada de la construcción principal por un puente de madera levadizo, aunque, en la actualidad, está unida por una por una pasarela.

En el interior del Castillo de Bellver destaca un amplio patio rodeado por una galería de arcos góticos. A su alrededor se levanta el palacio que se dividía en dos plantas: la planta baja y la planta noble. Además, encontramos en la parte superior de la fortificación la terraza, donde podemos disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

En el siglo XVIII el edificio pasó de residencia para la realeza y de las autoridades de la isla a convertirse en prisión militar. Uno de sus presos ilustres fue Gaspar Melchor de Jovellanos, quien fuera ministro de Hacienda y Gracia bajo el reinado de Carlos IV. Durante su cautiverio realizó una descripción botánica y geológica del bosque de Bellver, además de encargar los primeros planos de la edificación.

En la actualidad, el castillo alberga el Museo de Historia de la ciudad de Palma situado en planta baja, donde se recoge la evolución de la ciudad desde los asentamientos talaióticos hasta el siglo XX. En la visita no os podéis perder el salón del trono, la colección Despuig de escultura clásica y la sala dedicada al confinamiento de Jovellanos. Además, hace unos años en el recinto se vienen celebrando interesantes eventos culturales, como exposiciones y conciertos.

El Castillo de Bellver se ha convertido en un imprescindible para todo el que pisa la isla, pero también para los residentes, no solo por el monumento y sus vistas, sino también por lo agradable de sus alrededores. Aprovecha para perderte por el bosque de Bellver, observar la flora típica mediterránea y seguir disfrutando de una de las vistas más extraordinarias de la capital.

Si quieres  visitar este espectacular monumento, no te olvides comprobar en su página oficial los horarios y la agenda de eventos que se celebran en el Castell de Bellver.

Comments:

  • Maria

    4 noviembre 2014

    Excelente post sobre una de las maravillas de nuestra cuidad. Enhorabuena a la Autora!!!!!

    reply...
  • Paloma

    5 noviembre 2014

    Felicidades!!! Visite el castillo cuando estuve en Palma,pero sin duda tu escrito me ha dado ganas de repetir.

    reply...
  • Maria Hernández

    5 noviembre 2014

    Muy bien explicado 😉

    reply...

post a comment